Conecte-se conosco

e-commerce

La tienda física y el ecommerce deben estar en armonía

El año 2020 marcó un hito en la historia del comercio en línea. Fue el año de la apertura de numerosas tiendas en línea. Es cierto que la pandemia de Covid-19 aceleró este proceso, pero lo cierto es que la tendencia a comprar en línea se mantiene.

Pero con la flexibilidad y la vuelta a la normalidad, en algunas regiones las ventas en línea sufrieron una pequeña caída. Esto sucedió porque todavía hay personas que prefieren comprar en tiendas físicas.

Aquí viene un aspecto muy importante a considerar: ¡su tienda física y su ecommerce deben estar en armonía!

Uniendo fuerzas del ecommerce y de la tienda física

¿Significa esto que el ecommerce está perdiendo fuerza? ¡Lejos de ahí!

Los números solo muestran que la gente se va de casa y vuelve a comprar en tiendas físicas. Y este es un proceso natural, considerando las etapas avanzadas de vacunación.

Por lo tanto, ahora no es el momento de dejar de lado las inversiones en su ecommerce. Al contrario, ¡ahora es el momento de invertir aún más!

Recordemos que el camino recorrido el año pasado es un camino sin vuelta. Las compras en línea no desaparecerán ni dejarán de ser efectivas. Por tanto, la tendencia ahora es mejorar los procesos.

Así, las empresas han entrado en una nueva fase: la fase en la que las tiendas físicas y las tiendas en línea están en armonía, ¡hablando el mismo idioma!

¿Por qué decimos esto? Porque la mayoría de las veces, los clientes consultarán y compararán los precios de la tienda física y la tienda en línea y realizarán la compra donde es más ventajoso.

¡Esto significa que las posibilidades de vender más aumentan tanto físicamente como en línea! ¿Querrá perder esta oportunidad de aprovechar las ventas?

¿Cómo armonizar la tienda en línea y física?

Es cierto que los tratamientos y necesidades de una tienda física son distintos a los de un ecommerce. En una tienda física, debes pensar en el espacio, los estantes, los empleados, etc. Una tienda en línea, en cambio, necesita invertir en procesos en línea y tener una plataforma que ofrezca soluciones logísticas y mejore la experiencia del cliente.

Pero es fundamental entender que el cliente sabe que su tienda física es la misma que la tienda en línea y viceversa. Entonces, ¿cómo hacer esto?

Para lograr este objetivo, la comunicación debe estar alineada. Mira algunos consejos:

  • El diseño de la tienda física y el ecommerce deben tener la misma identidad visual.
  • Las promociones deben ser iguales.
  • La información de las dos tiendas debe ser la misma, como formas de pago, precios, etc.

No queremos decir que siempre deba tener las mismas promociones en ambos entornos. Si quieres crear promociones diferenciadas, comunícate siempre en ambos entornos y deja claro qué es válido para la tienda física y qué es válido para la tienda en línea.

También es muy importante que su empresa analice qué está obteniendo más ganancias y continúe invirtiendo en lo que está funcionando. Si encuentra que la fortaleza de su marca es el ecommerce, fortalezca sus servicios de logística especializados.

¿Por qué es importante? ¡Porque incluso con los clientes que regresan a las tiendas físicas, las tiendas en línea seguirán vendiendo cada vez más!

Y cuente en todo momento con la ayuda experta de la plataforma de ecommerce egondola.

Assine nossa newsletter

Clique para comentar

Leave a Reply

O seu endereço de e-mail não será publicado. Campos obrigatórios são marcados com *

Publicaciones más visitadas

Principales dudas a la hora de planificar la tienda online

tienda en línea

Equipo de ventas: un tema importante para su ecommerce

e-commerce

Importancia de la responsabilidad social en el ecommerce

e-commerce

¿Qué estrategias adoptar en tu ecommerce en 2022?

e-commerce